domingo, 12 de junio de 2011

Alcachofas fritas

 
 Hoy os pongo  algo muy sencillito pero delicioso,  alcachofas fritas, pero que alcachofas, me las ha regalado una amiga que tiene un pequeño huerto,  que mima como si de un hijo se tratara,   es todo un lujo poder disfrutarlas,  el sabor que tienen es increíble nada que ver con las que compramos en los mercados, son tiernas y deliciosas.
 Ingredientes:
 3 alcachofas
aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de sal
3 cucharadas de harinas

 Modo de hacerlo:
He cortados las alcachofas con la mandolina, así salen muy finas, he puesto la harina y la sal en una bolsa de plástico, y voy echando las alcachofas cortadas, poca cantidad justo las que quepan en la sartén, así evitamos que la harina se humedezca y al freírlas ya no queden tan crujiente.
Con el aceite caliente, voy echando las alcachofas enharinadas, cuando están bien doraditas las pongo sobre papel de cocina para que suelten el exceso de aceite.
Y lista para comer, como aperitivo con una cervecita bien fresquita, o con un par de huevos fritos, o con lo que a cada uno se le ocurra, porque la verdad es que están buenisimas.


miércoles, 1 de junio de 2011

Ensalá de pimientos asaos

 Ensalá de pimientos asaos tan malagueña ella, muy habitual en todas las casas  y en los merenderos o chiringuitos, aunque a mi me gusta más llamarlos merendero,  así lo conocía yo de pequeña.
Indispensable como acompañamiento de una buena fritura de pescaito,  un manjar mezclada con  chanquetes fritos, eso si que era tocar el cielo con las manos,  aunque eso ya queda en el recuerdo.
 En el interior de la provincia,  se come mezclada con la pringá de los pucheros o berzas.
Lo normal era asar los pimientos con leña,  de sarmiento a ser posible, y una vez asado se dejaban enfriar envueltos en hojas de periódico y cuando estaban frío se pelaban, por supuesto que eso ahora es impensable hacerlo así.
Como todas las recetas populares cada casa la adapta a sus gustos y esta está adaptada a mi casa, hay quien pone la mitad de pimientos rojos y la mitad de pimientos verdes,  hay quien le pone tomate bien en crudo o asado junto con los pimientos, hay quien no le pone cebolla cruda o asada, pues eso,  que en la variedad está el gusto.

Ingredientes:
3 pimientos de asar rojos
1 cebolla mediana
Aliño
aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal al gusto

Modo de hacerlo:
Pongo los pimientos lavados pero enteros en una bandeja,  y lo meto en el horno a 180º durante 35 minutos calor arriba y abajo o hasta que se vean que están tierno.
Los saco del horno y tapo la bandeja con papel film, eso hará que suden y  cuando los pimientos estén frío la piel salga sin ninguna dificultad.
Lo pongo sobre una tabla, le quito las semillas y la piel y los troceo en tirar de 1 cm de ancho por el lardo del pimiento, recojo el jugo que han dejado en la bandeja y lo echo sobre los pimientos.
Corto una cebolla tierna por la mitad y hago tiras finas, aliño la ensalá y la dejo reposar mínimo 30 minutos en la nevera para que los sabores se mezclen bien.