martes, 2 de octubre de 2018

Tomate frito de la madre de Paco

 Hace unos días, hablando con Paco amigo de un buen amigo, me comentaba que su madre hacía el mejor tomate frito que había comido, y que todo el que lo probaba decía lo mismo, le preguntó a su madre como lo hacía, pero ella a sus 80 y muchos no estaba muy cooperativa, pero ya sabemos lo pesados que son los hijos cuando quieren algo, y tanto preguntar e insistir,  un día le dio la receta.
Paco al igual que su madre son de Coín, y ya sabemos que los mejores tomates de verano vienen de allí, como el  famoso huevo toro, y  sabemos que con esos tomates  el éxito lo tenemos asegurado, pero aún así yo le pedí que me diera la receta,  tenía curiosidad por comprobar si lo que me contaba Paco era verdad, o era lo típico que decimos todo, que como  lo de mamá no hay nada igual.
Así que con la receta en la mano, y una buena cantidad de tomate de Coín, me pongo a hacer el mejor tomate frito que he comido.
Aunque la elaboración es algo más lenta, merece la pena hacer buena cantidad y guardarlo.

Ingredientes:
2 kg. tomate maduro
sal
aceite
miel
pimienta negra molida 



Modo de hacerlo:
Primero lavo muy bien los tomates y lo corto por la mitad, y los voy estrujando hasta que se quede bien seco, estos al ser huevo de toro no tienen mucha agua, pero el  zumo que suelta no se tira, con eso se hace un zumo de tomate buenísimo.
Pongo los trozos de tomate estrujados en una cacerola y lo pongo a fuego medio, sin añadirle nada, hasta que suelten y se evapore el agua que sueltan.
 Cuando el agua se ha evaporado toda, le paso la batidora para triturarlo todo, y ahora es el momento de añadirle la sal, el  aceite .

La pimienta negra y la  miel, la cantidad va a gusto y dependiendo de la acidez que tenga el tomate, y ahora a fuego lento hasta que quede una salsa de tomate espesa de rojo intenso y con un aroma y sabor a tomate concentrado que es una exquisitez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario