domingo, 13 de enero de 2013

Tarta de nueces pacana del Valle del Guadalhorce

Al oeste de Málaga capital,  en un lugar privilegiado  se encuentra el Valle del Guadalhorce, se caracteriza por su diversidad paisajística donde olivos y almendros conviven con huertas ecológicas y casas de labranza, anfiteatro de sierras que aportan sus aguas, su cobijo y su paisaje.
 El  micro clima privilegiado del Valle del Guadalhorce,  han  hecho de él un lugar  idóneo  para vivir y para actividades turísticas de tipo cultural, gastronómico y deportivo.
Desde el neolítico hasta nuestros días, las diferentes culturas que habitaron el Valle, dejaron una arquitectura tradicional  de la zona, construcciones como los molinos, las acequias o los cascareros, y una forma de vida vinculada al agua y a la tierra.














 He querido acompañar esta tarta con un vino malagueño,  un vino que se produce en  La Axarquía otro lugar privilegiado de la zona oriental de  Málaga,  donde el sol convive casi todo el año  entre paseros,  con un pasado árabe fue también tierra de bandoleros, si viajamos por la Axarquía   encontraremos rutas como,  la  Ruta del Vino, la Ruta de la Pasa, La Ruta Mudéjar, La Ruta del Aceite y de los Montes, y La Ruta del Sol y Subtropical.


Ingredientes:
Para la masa
120 grs. de harina+ pizca de sal
30 grs. de nueces pacanas trituradas
100 grs. de mantequilla
80 grs. de azúcar
1 yema de huevo
Para la crema pastelera:
2 huevos
300 grs. de leche
50 grs. de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla
20 grs. de maizena
30 grs. de nueces pacanas troceadas
20 grs. de mantequilla

para glasear
70 grs. de azúcar glas
2 cucharadas de vino Moscatel añejo de Málaga

Para decorar
500 grs de nueces pacanas del Valle del Guadalhorce

 





















 Modo de hacerlo:
Pelo las nueces y separo las que van para la decoración, corto a cuchillo las que van  para la crema pastelera, y las que van para la masa que las trituro en el molinillo.
Preparo la masa, pongo en el bol de la batidora la mantequilla junto con el azúcar y con la pala mezcladora lo dejo a velocidad media hasta que se hace una crema, seguidamente añado la harina, las nueces trituradas y el huevo  y lo dejo a velocidad media hasta que se integre todo, esta masa no debe amasarse mucho para que no se endurezca.
Pongo la masa sobre papel de horno y encima papel film, y con el rodillo la estiro hasta dejarla de un grosor de 3mm. de esta forma es muy fácil trabajar la masa, la meto en la nevera 30 minutos para que se endurezca un poco.
Retiro el papel film y pongo la masa en el molde,  lo ajusto bien y retiro el papel de horno, y ya está la masa colocada en el molde de tarta.
Ya solo queda terminar de ajustarla bien y recortar el sobrante, se puede hacer con un cuchillo o con los dedos como hago yo.
Ya está la masa bien colocada y recortada en el molde, ahora toca hornearla, la cubro con papel de horno y la lleno con garbanzos, eso evitará que en el horneado la masa se deforme, la meto en el horno precalentado a 200º calor arriba y abajo durante 20 minutos, a esta técnica se le llama hornear en blanco.
Mientras la tarta se hornea preparo la crema pastelera:
En un cacillo pongo la leche y el extracto de vainilla a calentar.
En un cuenco pongo la maizena y las yemas y lo bato todo con una cuchara.
Cuando la leche está caliente sin llegar a hervir, voy echándola poco a poco en el tazón donde tengo las yemas con la maizena, removiendo para que se mezcle bien, no hace falta echar toda la leche un poco es suficiente.
Ahora vuelco el batido con el resto de la leche y la vuelvo a poner al fuego, añado las nueces y con una cuchara voy removiendo para que no se agarre hasta que espese, en menos de un minuto está listo, la retiro del fuego y  añado la mantequilla, con las varillas lo mezclo y con el mismo calor se derrite, y  ya tenemos la crema pastelera lista, es más complicado explicarlo que hacerlo.
 
 
 La base de la tarta ya está precocida, la saco del horno, con una cuchara retiro los garbanzos con cuidado que están bien caliente, y quito el papel, echo la crema pastelera y la vuelvo a meter en el horno 15 minutos más.
Preparo el glaseado, en un tazón pongo el azúcar glas y voy echando el licor hasta que coja la consistencia deseada, debe quedar espesa pero que se pueda pintar con ella, y voy pintando las nueces.
Y a disfrutar de una excelente tarta,  con un increíble sabor a nueces, y si podéis visitar estas dos zonas de Málaga, comer y disfrutar de sus magníficos productos, mezclaros con sus gentes y aprender viejas costumbres, os aseguro que os dejará huella.

8 comentarios:

  1. Pues esta tarta acompañada con ese maravilloso vino, tiene que ser un bocado de esos para no olvidar, te ha quedado preciosa, y de lo mas rica, me ha encantado. Mil besicos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria no te equivocas, esstá deliciosa.

      Besitossss

      Eliminar
  2. No conozco estas nueces pero la receta tiene una pinta fantastica, y con el vinito de 10. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa estas nueces son una delicia de sabnor.

      B3esitosss

      Eliminar
  3. Que delicia,tiene que ser muy suave y la presentacion es muy bonita.besos

    ResponderEliminar
  4. Vaya tartita te has marcado compañera! Debe de estar de muerte. Estoy deseando de tener ya las nueces aquí. Bss

    ResponderEliminar