domingo, 24 de julio de 2016

Blog Trip #huevotoro2016 con mucho #saboramalaga


 NOS VAMOS DE VACACIONES
Como todos los años, Alsurdelsur y la Cocina malagueña se toma unos días de descanso para disfrutar del verano, la playa y de la familia, y para que no echéis de menos las bondades de esta bendita tierra, os dejo una de las experiencias que desde  2013 se viene repitiendo todos los años en el Valle del Guadalhorce,  y que por mucho que asista a ellas nunca me canso y siempre aprendo algo más, y es que hay tanto que aprender oyendo hablar a los agricultores, cocineros y todo el personal que vive para y por que el tomate huevo toro sea conocido dentro y fuera de nuestra provincia.
Durante los meses de verano, el tomate es el gran protagonista del Valle del Guadalhorce, el clima, la riqueza del suelo, la gran tradición hortofrutícula y la sabiduría de los agricultores hacen que el Valle sea el lugar ideal para el cultivo del tomate.
Con más de 40 variedades, la reina de todos es el tomate huevo toro, por su mayor calidad, por su mayor concentración de azúcares, minerales y sobre todo lo que más lo diferencia del resto de variedades su sabor, aroma, textura y color.


 La jornada empieza con un desayuno y toma de contacto en el Restaurante Las Alberquillas, en la ctra. Coín, y desde ahí a pie llegamos a la primera visita el Cortijo Los Torres, donde José Pacheco y María Florido nos atendieron y nos abrieron sus puertas, nos explicaron el día a día de los cuidados que requiere su plantación de tomates.
  Al ser un tomate con una piel fina y delicada, no admite procesos mecánicos, es recolectado a mano.  El tomate madura en la planta, protegido por las grande y frondosas hojas que son necesarias para que los tomates maduren lentamente a la sombra del follaje y al calor del sol, porque el tomate huevo toro solo es de temperada estival.
  Desde su plantación hasta su producción pueden pasar 100 días, la planta de tomate huevo toro es de porte alto, necesita mucha mano de obra y es de escasa producción si lo comparamos con los tomates híbridos, la planta huevo de toro puede producir unos 5 o 6 kilos de frutos.


Terminada la visita, nos ponemos en marcha a la segunda finca de Pepe Gallego (Los Llanos de Coín) más conocido como Pepe El Gallego, una finca mayor que la anterior.
Muy orgulloso Pepe nos decía que tenía  21.380 matas de distintas variedades de tomate porque las tenía contadas y bien contadas, pero el huevo toro sigue siendo la estrella de la huerta ya que fue él, el primero en plantar huevo toro para su comercialización, aunque también destaca el tomate pera Samarcanda, muy apreciado para gazpachos y porras.




 
Llegó la hora de la cata y Paco García del Restaurante El Lago de Marbella  nos fue desgranado paso a paso las características de los diferentes tomates de la cata, por grados de maduración, y por técnica de cultivo.
El tomate huevo  toro es de forma acorazonada o achatada, su intenso color rojo se debe al alto contenido en licopeno, con pequeñas estrias, con pocas semillas y un corazón muy carnoso, su  textura es suave  y húmeda con un equilibrio perfecto de acidez-dulzor con aromas ligeros y frescos.
Sabéis que  el tomate se debe cortar en gajos, ya que no tiene el mismo sabor la punta, el centro o la parte del tallo,  eso se debe a que la maduración del tomate no es igual debido a  la exposición al sol.


 Y recordar que el verdadero tomate huevo toro lleva su sello de identidad,  que  certifica  que  está cultivado al aire libre, y solo en temporada.

ahhh y al ser una variedad local muy delicada, gracias al cultivo para el consumo familiar  de los agricultores,  se ha preservado las semillas del huevo toro,  así que doble gracias hay que darles por la labor que años tras año han hecho para conseguir que no se perdieran las semillas del mejor tomate huevo toro que podemos comer.

2 comentarios:

  1. Que descanses y aproveches ese tiempo de descanso, Reme. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Encarna, mismos deseos para ti guapi.

      Besitossss

      Eliminar