martes, 8 de noviembre de 2016

Puchero de hinojo

 Este es un puchero muy light ideal para los peques o para los que no quieren o no pueden comer grasas, y no privarse de un buen puchero que con este tiempo calienta cuerpo y alma,   no lleva  tocino, ni añejos, ni carnes magras, solo verduras, legumbres y pollo.
El hinojo es una planta silvestre  originaria de Egipto, utilizada en toda la zona ribereña del mar Medirán.
En Egipto hace más de 3.000 años ya se hablaba del hinojo como remedio para  las malas digestiones y en la India la llamaban La perla afrodisiaca, formando parte con otros ingredientes de pócimas excitantes, el hinojo también estaba  relacionado con la brujería, y solían colgarlo en las puertas para ahuyentar los malos espíritus.

 Ingredientes:
2 hinojos
2 zanahorias
1 nabo
2 patatas
1 muslo de pollo
150 grs. de judías pintas o blancas
200 grs. de garbanzo

Modo de hacerlo: 
La noche anterior hay que poner en remojo las judías y los garbanzos, aunque yo siempre los tengo remojados y guardados en el congelador, así cuando lo necesito solo tengo que sacarlo y usarlo.
 Normalmente lo hago todo en la misma olla, pero la grande la tenía ocupada y me he tenido que servir de dos ollas medias para hacer el puchero.
En una olla rápida he puesto agua y las judías y cuando empieza a hervir añado los garbanzos, cierro la olla y lo dejo 15 minutos, ese tiempo es suficiente para que se ablanden las legumbres.
En otra olla, he puesto las patatas, el nabo, las zanahorias, el pollo sin piel y el hinojo y lo dejo hervir a fuego medio hasta que esté tierno, luego lo uno todo y lo dejo  hervir a fuego medio 5 minutos, para que los sabores se mezclen bien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada