lunes, 10 de julio de 2017

Gazpachuelo tradicional malagueño

Versiones de gazpachuelos malagueños hay muchos, con arroz, con pescado, con almejas......,  pero en lo que si coinciden todos es en la patata y en la mahonesa, que es el tradicional, el resto hay que dejarlo a la imaginación, al gusto, y a lo que cada uno tenga en su casa.
El huevo es un alimento muy práctico, se compone de  tres partes:
La yema es la tercera parte del huevo y de color amarillo, se compone de grasas, proteínas, vitaminas y minerales, la ayema nos aporta 60 calorias y grasas saludables.
La cáscara está formada por carbonato de calcio y su misión es proteger el embrión
la clara está formada en un 90% de agua , es el único alimento que aporta proteinas sin grasa, y aporta 17 calorias
El aceite de oliva virgen extra  de la variedad aloreña, se diferencia por su sabor dulzón y por su escaso picor, es un aceite suave lo que lo hace altamente recomedable para mahonesas, repostería y para todas las personas que el aceite de oliva virgen extra con sabor y aroma potente no les agrada, sin tener que renunciar a usar AOVEs en todos nuestros platos, porque siempre hay una variedad de aceituna para todos los gustos y  ganaremos en salud.


 Ingredientes:
para dos personas
 2 patatas
3/4 litro de agua
sal
mahonesa
1 huevo
aceite de oliva virgen extra variedad aloreña
limón
sal

Modo de hacerlo: 
En un plato pongo la yema del huevo, la clara la reservo para echarla en el caldo, y con un tenedor voy echando poco a poco el aceite, hasta que la mahonesa coja la consistencia deseada, le añado un chorreón de limón y una pizca de sal, y la reservo en la nevera.
En una cacerola pongo el agua y las patatas casqueadas con una cucharita de sal, y lo pongo a fuego medio hasta que las patatas estén tiernas, echo la clara del huevo para que se cueza.
He dejado entibiar un poco el caldo para coger un cucharón y echarlo en la mahonesa para diluirla, la mezclo bien con el tenedor hasta que no queden grumos y la vuelco sobre las patatas, si el caldo se ha enfriado mucho, lo pongo a fuego medio bajo y sin parar de remover lo dejo unos minutos para que coja calor, pero ojo con cuidado de no pasarnos que la mahonesa se corta.
Aunque también el gazpachuelo se puede comer frío y está francamente bueno.
Ya solo queda ponerlo en el plato y disfrutar de una humilde sopa malagueña, pero que no por humilde es menos buena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario