miércoles, 6 de febrero de 2019

Sopa marinera de espárragos

 Con las lluvias llegan los tan deseados y esperados espárragos trigueros, aunque ahora hay que tener permiso para tirarse al monte y recogerlo, y  ya es difícil ver a la gente con esos enormes manojos de espárragos venderlos por las calles.
El  espárragos triguero es  un fruto silvestre, una planta perenne de crecimiento muy rápido, con una parte leñosa y otra suave y tierna, bastante más finos y largos que los de cultivo.
El espárrago triguero es de sabor más amargo que el de cultivo, lo que lo hace ideal para los revueltos.
El espárrago triguero es rico en potasio, ácido fólico, y fibra, bajo en caloría y gran cantidad de vitaminas B1,B2, B6, A, C y E.
Ahora un apunte sobre el AOVE utilizado.
El Aceite de oliva virgen extra de la variedad manzanilla, es un aceite de sabor dulce, escaso  amargor y escasa presencia  picante en garganta,  muy aromático, ideal para usarlo con verduras verdes y como en este caso con los espárragos ya que estos tiene ese sabor amargo que lo caracteriza.
Por eso siempre es importante conocer las distintas variedades de AOVEs  para sacar todo el sabor a los ingredientes y para que nuestros platos sean únicos.
 
  
 Ingredientes:
para cuatro personas
250 gr. de espárragos trigueros
1 tomate grande
1/2 cebolla
2 pimientos verde
2 dientes de ajo
2 rebanaditas pequeñas de pan
200 gr. de almejas
200 gr. de gambas frescas
1 cucharadita de pimentón
6 granos de pimienta negra
1 cucharadita de sal
3 cucharas de aceite de oliva virgen extra variedad manzanilla




Modo de hacerlo: 
Lo primero es picar toda la verdura y limpiar las gambas, y con las peladuras, hago el caldo.
En un cacillo pongo una cuchara de aceite de oliva virgen extra y sofrío a fuego fuerte las cabezas de las gambas, seguidamente añado la piel del tomate, las cabezas de los pimientos sin pepitas y los trozos desechables de los espárragos, media cucharadita de cúrcuma (esto es opcional), lo dejo a fuego medio mientras preparo la sopa.
 En una cacerola, pongo dos cucharas de aceite y sofrío la cebolla, un diente de ajo y los pimientos, cuando está bien sofrito añado los tomates y los espárragos.
 En el mortero pongo el otro diente de ajo, el pan y el perejil, y lo majo todo hasta conseguir una crema que añado al sofrito.
 unas vueltas para que se integren bien los ingredientes y empiezo añadir el caldo que tenemos caliente preparado con las peladuras de las  verduras, lo dejo a fuego medio 10 minutos para que los espárragos se pongan tierno, y añado las almejas en cuento empiezas a abrir, añado las gambas peladas y retiro la cacerola del fuego, le pongo la tapadera y con el calor de la sopa las gambas se cocinan. 
Ya solo queda llevar la sopa a la mesa y disfrutar de un rico plato que calienta y alimenta el alma.

2 comentarios:

  1. Menudo color tiene esta sopa, seguro que está de lujo. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nati, te aseguro que está tan buena como color tiene.

      Besitosss

      Eliminar