viernes, 1 de marzo de 2019

Torta de aceite de Riogordo

 Las tortas de aceite son muy similares en la mayoría de los pueblos de Andalucía, esta en particular es como se hace en el precioso pueblo de Riogordo, famoso no solo por su torta, y por sus caracoles en caldillo, también por la representación de la  pasión de Jesús, conocida con "El Paso" que se lleva a cabo cada año en Semana Santa, y que participa la gente del pueblo de todas las edades.
Rubén Darío en su obra Tierras Solares (1904) dice : Esta es Málaga la Bella, de donde son las famosas pasas, las famosas mujeres y el vino preferido para la consagración, y hablando de la noche de Navidad, escribió, se compran en las dulcerías y confiterías las sabrosas cosas miliunanochesca o monjiles, hechas de harina y mieles, y cuya nomenclatura regocijaría a pantagruélicos o monjiles abates: turrones y mazapanes, pestiños, roscas, tortas de aceite y manteca.  

 Esta torta viene muy bien para el desayuno y la merienda, con un buen chocolate caliente o una humeante taza de café o té, pero también viene muy bien a media mañana o media tarde con una copita de buen vino dulce malagueño de uva moscatel.
 El AOVE utilizado para esta torta no podía ser otro que de Riogordo, un aceite de la variedad verdial,  de sabor más dulzón y  suave aroma, que se integra perfectamente con el aroma y sabor de la matalauva y la canela.



 

 Ingredientes:
Para la masa de pan
250 gr. de harina de fuerza
5 gr. levadura de panadero
5 gr. de sal
150 gr. de agua
----
70 gr. de aceite de oliva virgen extra
variedad verdial de Riogordo
1 cuchara de matalauva
60 gr. de azúcar
1 cuchara de canela molida
50 gr. de almendras peladas y tostadas
piel de limón






Modo de hacerlo: 
La cantidad de ingredientes que he puesto es para una torta  grande, las familias cada día somos más pequeña y hay que adaptar las recetas a los nuevos tiempos que corren, aunque es una masa que congela muy bien y si quereis hacer más cantidad solo tenéis que duplicar las cantidades de la receta.
También si tenéis una panadería que amase su propio pan, cosa que hoy en día suele ser muy complicado, podéis pedirle que os venda  masa de pan, y os ahorráis el primer paso. 
Para la masa de pan
Pongo todos los ingredientes en un bol  y con una cuchara mezclar, poner la masa en la mesa y amasar a mano unos minutos, hasta conseguir una masa que no se pegue a las manos. 
 La dejo reposar dentro del bol tapada con un paño hasta que crezca el doble, suele tardar entre 1 y 2 dos horas dependiendo de la temperatura de la cocina.
Mientras la masa leva, preparo el resto de ingredientes.
En una sartén  pongo el aceite a calentar y cuando empieza a humear, añado la matalauva y la piel del limón, procurando que no tenga piel blanca que nos amargaría el aceite, y cuando empieza a dorarse lo retiro del fuego y lo dejo enfriar.
En el mortero pongo la mitad de las almendras y las troceo, debe quedar pequeños trocitos.
Cuando la masa del pan haya levado, retiro el paño que la cubre y en el mismo bol, voy  echando el aceite que habré retirado la piel del limón y dejado  la matalauva,  añado el azúcar, la canela y la almendra picada
Y por último la  canela, y con paciencia me pongo a amasar para que el aceite se integre perfectamente en la masa de pan, al principio parecerá que va a ser una tarea imposible, pero poco a poco vamos viendo que el aceite va desapareciendo y conseguimos una masa muy húmeda y elástica.
Forro la bandeja del horno con papel para hornear, y estiro la masa dándole forma redonda, para eso me humedezco las manos y así la masa no se queda pegada, y la voy extendiendo hasta dejarla de 1 cm. aprox. de grosor.
La dejo tapada una media hora para que leve y le pongo las almendras que quedaban y espolvoreo azúcar, y al horno precalentado con calor arriba y abajo a 200 º, durante 35 minutos, o hasta que veo que está doradita.
Y ya solo queda dejarla enfriar y disfrutar de los sabores auténticos de antaño.


3 comentarios:

  1. Que cosa mas rica, y ademas parece facil de hacer... gracias!

    ResponderEliminar
  2. La voy a hacer mañana, ya te comentaré como me ha salido, un beso

    ResponderEliminar