jueves, 20 de marzo de 2014

Porra blanca con habas de Casabermeja y #saboramalaga

Con motivo de las Jornadas de Cocina Popular Malagueña de Primavera de Casabermeja , el grupo de blogueros pertenecientes a la red de Sabor a Málaga fuimos invitados por Elena García de  la Asociación Española de Criadores de la Cabra Malagueña   a conocer Casabermeja y a  degustar  y participar como jurado del concurso de cocina de  esas jornadas, el plato ganador fue el que yo hoy os presento,  una exquisita porra blanca con habas con el mejor AOVE de la zona Molino del Hortelano, una receta que hoy llamamos de reciclaje, pues se hace con pan duro, y   que en tiempos de escases las amas de casa se ingeniaban de mil y una maneras para aprovechar los resto de pan y hacer deliciosos platos como este.
  "pan con pan comida de tontos"
Este es un refrán  que de pequeña  mis hermanos y yo  solíamos decir, cuando alguien comía un guiso de pan y lo acompañaba con pan, pues nada más lejos de la realidad, esta porra blanca  sobre una rebanadita de pan cateto no es cosa de tontos, sinó todo lo contrario, también está buenisima para acompañar un buen filete a la plancha, o un sabroso pescado azul, solo hay que dejar correr la imaginación.

Ingredientes:
250 grs. de pan cateto
150 ml. de aceite de oliva virgen extra Molino del Hortelano
2 dientes de ajo
1 cucharadita de sal
1 cuchara de vinagre de vino
200 grs de habitas


Modo de hacerlo:
El pan tiene que estar duro de varios días, lo corto en rebanaditas finas y le quito la corteza, lo pongo en un cuenco y lo cubro de agua, lo dejo 12 horas para que el pan se empape bien.
Cojo un escurridor y lo cubro con un paño de algodón, vuelco el pan que ha estado remojado 12 horas
Estrujo el pan hasta que no salga nada de agua, debe quedar muy seco.
En un mortero pongo los dos dientes de ajo, la sal, y lo trituro hasta que se quede como una papilla, y  añado el pan.
Voy añadiendo poco a poco el aceite, sin dejar de darle al mortero hasta que consiga una masa espesa pero suave y untuosa, es el momento de rectificar la sal
Y el vinagre, y sigo dándole al mortero unos minutos más para que todos los sabores estén bien mezclados.
Ya solo queda ponerlo en un plato y regarlo con abundante aceite de oliva virgen extra, esto del aceite es muy importante que sea de gran calidad, y ponerle unas habitas crudas  encima, y a disfrutar de los sabores de antes 
 
Ahora os cuento solo por encima el estupendo día que pasamos en Casabermeja, así seguro que os entran ganas de visitar el pueblo y saborear su rica cocina, os aseguro que no os arrepentiréis.
 
Empezamos nuestra ruta desde Málaga,  en apenas unos minutos  se divisa Casabermeja, ya que tan solo la separan de la ciudad  18 km. un pueblo muy blanco y de calles empinadas. 


 La primera parada es para visitar  el Molino del Hortelano, una antigua bodega convertida en almazara, donde sus propietarios una pareja encantadora, nos esperan para enseñarnos las instalaciones contarnos la historia de la almazara y ofrecernos un desayuno con los maravillosos aceites que de allí salen, una mención especial al aceite de oliva virgen extra de olivos milenarios que tuvimos el placer de degustar, un aceite de producción limitada.

 De nuevo al autobús en dirección al Arroyo Carnicero,  lugar donde se encuentra  el grandioso olivo milenario, Primer Premio de España de 2013 al Olivo Monumental, plantado por los romanos y que  hoy día podemos visitar y  darlo a conocer, ya que es uno de los tesoros de Casabermeja que muy pocos conocen.
Finalizada la visita, siguiente parada Casabermeja, allí nos espera una gran mesa llena de excelentes platos elaborados por las bermejas para el concurso de cocina popular  y  que tendremos el placer de degustar y decidir quién se lleva el premio, tarea difícil por la calidad de los platos, pero había que elegir y entre ellos destacaban dos  por su presentación, sabor, ingredientes etc.
Y la última visita, para esta no hace falta  autobús, andando llegamos enseguida,  y es la visita al Cementerio de San Sebastián, construido en 1786 con la ayuda económica que 400 reales concedida por el obispo de Málaga D. Manuel Ferrer y Figueredo, se eligió el cerrillo de San Sebastián, situado en el lado opuesto al camino de Málaga-Antequera, un lugar bien ventilado y alejado del pueblo.
Inicialmente fue considerado cementerio para pobres, ya que los más pudientes utilizaban la bóveda de la parroquia,   hasta que en 1804 por una Real  Orden todos los enterramientos debían hacerse en el cementerio.
 La topografía del terreno determinó que el cementerio creciese como el pueblo, adaptándose a los desniveles, configurando calles empinadas delimitadas por tumbas antes las que se disponen pequeñas terrazas horizontales 
En junio de 2006 fue declarado Bien de Interés Cultural, siendo el primer cementerio de la comunidad autónoma en obtener este alto grado de protección, que significa, tanto un reconocimiento hacia sus valores, como la necesidad de velar por su conservación y pureza para legarlo a las generaciones venideras.
Y aquí concluyó una jornada corta pero muy didáctica y gratificante, con una foto del grupo "robada" a María Rojo y   tuneada ya que una de las integrantes del grupo se tuvo que marchar.

8 comentarios:

  1. Precioso resumen!!, el plato espectacular, las fotos son un primor y el detalle de incorporarme en la foto familiar es lo más; tengo que quererte o no?? Ayyyyy... pero mucho mucho.. muuuak!!!

    ResponderEliminar
  2. QUé gran día has tenido Reme! Qué divino sitio y ni hablar de esta porra blanca, que yo no conocía, muy pronto he de preparar esta delicia, sólo me queda decirte que tampoco he probado nunca las habitas crudas, pero siendo tiernas tienen que estar muy buenas ¡cómo aprendo en tu blog! besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamela el dia fue completisimo y lo disfrutamos muchisimos, las habitas crudas si son pequeñita son deliciosas, pruebalas y ya me contarás.

      Besitosss

      Eliminar
  3. Me ha encantado tanto tu resumen como la versión de la porra. Tu porra de habas la veo más espesita que la del premio ganador, pero seguro que está igual de rica, segurísimo. Yo tengo que hacerla, además, las haré si puede ser, con habitas de mi huerto "terracero", que no da tanto como el antiguo huerto urbano, pero intentaré tener suficiente. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, y si llevas razón la porra es más espesa pero deliciosa.

      Espero que tengas buenas habitas de tu macetohuerto ;)

      Besitosss guapi

      Eliminar
  4. Que buen recuerdo, me ha gustado mucho todo lo que cuentas, me ha encantado la receta y por supuesto me he reído un montón con la cara de nuestra kesito acoplada en la foto!!!!

    Un besoooo

    ResponderEliminar
  5. jajaja creo que se me da mejor la cocina que el photoshop.

    Besitosss guapa

    ResponderEliminar