lunes, 25 de enero de 2016

Pan de cerveza triple malta malagueña "Murex"

 

 Este es uno de mis  panes con más sabor a Málaga, la harina es de Harinera El Molino de Coín, una empresa familiar fundada en 1780, donde  elaboran   artesanalmente  harinas ecológicas y convencionales, la Cerveza Murex, es una joven empresa  malagueña que empezó su andadura en 2013 con la vocación de recuperar   sabores tradicionales de la autentica  cerveza artesana y los sabores del clima privilegiado de la Axarquia, y las pasas por supuesto de uva moscatel  de la Axarquía, que para eso es  la única con D.O. P.



Ingredientes:
Para la masa
500 grs. de harina  de fuerza 
15 grs. de sal
350 grs. de cerveza pasas  triple malta
125 grs. de copos de avena
100 grs. de pasas de Málaga
200 grs. de masa madre 60% hidratación
5 grs. de levadura fresca de panadería
Para el baño de cerveza
250 grs. de harina de centeno integral
250 grs.de cerveza pasas triple malta
3 grs. de levadura fresca de panadería
50 grs. pipas de calabaza

 
Modo de hacerlo:  
Las pasas las he picado a cuchillo, la prefiero así a encontrármelas entera en un bocado y pierda el sabor de lo que acompañe al pan. 
En el bol de la amasadora pongo todos los ingredientes de la masa base y con el gancho y a velocidad 1 lo  amaso 5 minutos, hasta que la masa se despega bien de las paredes del bol, tapo la masa con un paño húmedo y la meto en la nevera 12 horas. es aconsejable preparar la masa por la noche, para que al día siguiente por la mañana solo hay que sacarla y dejarla atemperar, antes de empezar la siguiente fase del pan.
La masa del pan ya está atemperada, y es el momento de preparar los ingredientes para el baño
de cerveza, tan fácil como ponerlo todo en un bol y mezclar con una cuchara.
Desgasifico un poco la masa, y le doy forma de bollo rectangular
 Y con las dedos voy poniendo encima la mezcla del baño de cerveza, se puede poner con una cuchara, pero a mí me gusta sentir la masa entre mis dedos, una vez que está toda bien extendida, le espolvoreo  un poco de harina y lo dejo levar, a este tipo de pan le cuesta más tiempo levar, pero no hay prisa, hasta que no veamos que ha duplicado el tamaño no lo metemos en el horno, que estará precalentado a 260º calor arriba y abajo.
Cuando el pan ha levado, lo meto en el horno, bajo la temperatura a 230º y lo dejo 10 minutos, vuelvo a bajar la temperatura a 200º y lo dejo 45 minutos más, hay que cerciorarse si el pan está cocido golpeándolo en la base que tiene que sonar a hueco.
Lo dejo enfriar sobre una rejilla.
 Una de las cosas que nunca se debe hacer es cortar el pan en caliente, ya que la miga se arrolla un poco, pero a veces las prisas por comerlo nos impide dejarlo en tiempo suficiente, y es lo que en este caso pasó, era tal el olor que había en mi casa que mi familia no quiso esperar, gracias que me dejaron hacer la foto.
El pan recién salido del horno, este era el sonido que hacía al presionar su corteza, además del olor que había en toda la cas, entenderéis porqué mi familia no podia esperar a que enfriara. 


2 comentarios:

  1. Me encantan los panes y sin embargo el de cerveza no lo he probado. Tiene una pinta buenísima, sobre todo para hacer unas tostas espectaculares.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Que hermosas tostadas me voy a poner morada huuuuu que rico.Bsss

    ResponderEliminar