martes, 21 de noviembre de 2017

Pisto malagueño

 
Pistos hay muchos, este es como lo hacemos en Málaga con calabacín y berenjena, aunque también  dependiendo del lugar puede cambiar. El pisto es una comida vegetariana y  también light si controlamos un poco el aceite, nuestras madres y abuelas lo hacían con abundante aceite, ahora en la actualidad el tema del aceite lo controlamos más, aunque el AOVE es fuente de salud, tampoco hay que inundar los guisos.

La cantidad de AOVE recomendada al día es de 50 ml. unas cinco cucharadas  
Poco a poco os iré contando, propiedades y usos del AOVE, después de terminar el seminario sobre AOVE impartido por Francisco Lorenzo Tapia, Diego Rivas Cosano y Daniel García Peinado en la Universidad de Málaga, en la Facultad de Turismo de Málaga, me siento más preparada para iros dando pautas de consumo, y falsos mitos que rodean el mundo del AOVE.

 Ingredientes:
1 calabacín
1 berenjena
1/2 cebolla morada
2 pimientos verde
1/2 pimiento rojo
2 tomates rojo huevo toro
3 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra malagueño variedad hojiblanca
1 cuchara de alcaparras (opcional)
1 cuchara de vinagre (opcional)
sal



Modo de hacerlo: 
Aquí empezamos con los gustos, que a mí me gustan los trozos muy pequeños, que yo quiero que se noten, que a mí me gusta con el tomate triturado etc. etc. eso siempre era el tema cuando mis hijos vivían conmigo, ahora que ya están casados yo lo hago a mi gusto, trozos medianos y el tomate sin triturar, y ahora cuando vienen no rechistan y solo saben decir que bueno está tu pisto mamá.

Hace unas semanas llevé a casa de mi hijo una buena fuente de pisto, mi nuera me dijo que era el mejor que había comido y que iría al blog a coger la receta, ohhhhh no la encontraba, no podía encontrarla es que no estaba publicada, esta es de esas tantas comidas que por rutinaria  no me había dado cuenta que no estaba en el blog.
Así que dedicada a mi nuera María, que me ha dado mis tres preciosas nietas, que son la alegría de la casa.
Primero hay que lavar bien toda la verdura, y tenerlo todo preparado porque va una cosa detrás de otra y sin tiempo que perder, de esa forma se tarda poco en hacerla.
Al pimiento le quito la piel, es bien fácil con un pelador de patatas.
Al calabacín le quito la piel  a tiras con el pelador, dejando uno sí y otro no,  y lo parto en cuatro y si tiene semillas se las retiro. 
Ya está el calabacín, la berenjena, el pimiento rojo y el vede, la cebolla y  los tomates sin piel,  todo picado del mismo tamaño, y los ajos que  van muy picaditos.
En una sartén grande, pongo un espejo de aceite de oliva virgen extra no hace falta poner más, y sofrío los ajos con la cebolla, unos minutos nada más, añado los pimientos verde y rojo y lo dejo a fuego medio unos minutos más
Añado la sal,  la berenjena, el calabacín y las alcaparra, pero eso es opcional "respetando los gustos de mi marido", y le doy unas vueltas para que se impregnen los sabores y se ablande la verdura.
Y por último va el tomate y unas gotitas de vinagre y a fuego medio hasta que el tomate esté frito, el tiempo depende si nos gusta más al dente o si lo hemos cortado más pequeño, en fin que es mejor controlar y sacarlo a nuestro gusto.
Y listo, se  sirve tal cual regado con unas gotitas de AOVE,  y se puede acompañar con un par de huevos fritos, o un filete a la plancha o lo que nos apetezca, porque la verdura combina muy bien con casi todo.


1 comentario:

  1. ¡¡ Todos los dias se aprende algo nuevo !! ése detalle de echarle un chorreoncito de vinagre nunca lo habia visto, tomo nota. Al igual que estaré muy atenta a tus consejos y conocimientos sobre los #AOVE; enhorabuena por ése curso que has hecho.
    Y enhorabuena por ésas nietas tan preciosisimas, tan bonitas.
    El pisto: espectacular.

    ResponderEliminar