lunes, 28 de octubre de 2019

Pipeo de Casarabonela Video Receta

Cuando las habas van llegando a los mercados, es el momento ideal para preparar este y otros muchos guisos de verduras.
El pipeo oriundo de Casarabonela  es un guiso de los llamados viudos  por carecer de carne,  lo que también lo hacía ideal para los tiempos de cuaresma, por la prohibición de comer carne salvo que se pagara "la gula" un  impuesto eclesiástico que te eximía de la prohibición.
Su nombre de pipeo  le viene dado por el ingrediente principal, las pipas de las habas tiernas.
Os recomiendo que visiteis  Casarabonela un bello pueblo enclavado en la Sierra de las Nieves, y de paso comer allí el pipeo en los bares y restaurantes de la zona.
 El pipeo un guiso casi olvidado y que en Casarabonela no están dispuesto que caiga en el olvido,  desde hace varios años en la primera semana del mes de Abril, celebran El Día del Pipeo, las personas que allí se acerquen no solo podrán degustar gratuito este exquisito plato, también pueden aprender a hacerlo con sus talleres de cocina en vivo, y podrán disfrutar de conciertos, mercadillos, rutas guiadas por Casarabonela, degustación de dulces típicos etc.

Ingredientes:
para dos personas
3 hojas grandes de lechuga malagueña
300 gr. de habas frescas
200 gr. de guisantes
2 alcachofas
2 hojas de laurel
1 patata mediana
1 cucharadita de pimentón dulce
1/2 cucharadita de comino
100 gr. de almendras
8 dientes de ajo
1 rama de perejil
100 gr. de pan cateto
100 gr. de pan rallado
 aceite de oliva virgen extra
sal al punto

Modo de hacerlo:
En una cacerola, pongo los guisantes y las habas  desgranadas, las alcachofas limpias y troceadas en cuatro, la patatas cascada, las hojas de laurel y las hojas de lechuga picadas a groso modo, añado agua y la pongo al fuego.
En una sartén pongo dos cucharas de aceite de oliva virgen extra y sofrio el pimentón, con cuidado que no se queme, porque amargaría bastante, y lo incorporo a la cacerola, a fuego medio hasta que la verdura esté tierna.
Mientras preparo las pelotas.
En la sartén con un poco de aceite frio las almendras, 6 dientes de ajo, el comino y el pan, y en el mortero lo majo todo hasta conseguir una crema, si hace falta le añado un poco de caldo de guiso, para así facilitar el majado, añado los huevos, el perejil y el pan rallado, lo mezclo todo hasta conseguir una masa fácil de trabajar para hacer las pelotas. 
En la sartén con el mismo aceite de haber frito las almendras, frio las pelotas y las voy incorporando al guiso, la dejo unos minutos más, para que los ingredientes se integren.
Y como siempre digo, ya solo queda llevar a la mesa y disfrutar.
nueva entrada

No hay comentarios:

Publicar un comentario