lunes, 17 de febrero de 2014

Sopa Galipuche


 Receta de la Cocina Popular de Antequera
Galipuche es un término antiguo y popular que significa mezcla de cosas. Se consideraba un guiso de la época del hambre, porque se comía como dos platos, el primero la sopa, el segundo la tortilla.

 Ingredientes:
Para dos personas
10 espárragos trigueros
1  cucharadita de harina
1 huevo
3/4 litro de agua o caldo
1/2 cebolla
1/2 pimiento verde
1 patata mediana
2 dientes de ajo
1/2 rebanada de pan cateto
1/2 cucharadita de pimentón dulce
3 cucharas de aceite de oliva virgen extra
sal
-----------
opcional
75 grs. de jamón serrano
1/2 guindilla roja fresca

Modo de hacerlo: 

Lavo y troceo los espárragos retirando la parte dura, que hago un atadillo que luego lo usaré,  y pico muy pequeñito un  diente de ajo.
En una sartén pongo el aceite y sofrío a fuego medio los espárragos y el ajo. 
 Los pongo en un cuenco y reservo el aceite que luego irá al guiso, añado la harina y el huevo, y dos ruedas de guindilla, lo bato todo.
 Y en la misma sartén hago la tortilla, la dejo enfriar y la troceo en daditos pequeños.
 Ahora preparo el majaíllo, en el mortero pongo el otro diente de ajo, el pimentón y el pan y una cucharadita de caldo, hago el majaíllo.
En una cacerola pongo el pimiento, la cebolla y la patata casqueada, añado el caldo y el aceite de freír los espárragos, el atadillo de los espárragos y como ya digo opcionalmente unas rodajas de guindilla.
  Jo dejo cocer a fuego medio hasta que la patata esta tierna, retiro el atadillo de espárragos, añado la tortilla troceada y el majaíllo, lo dejo a fuego medio 3 minutos más para que los sabores se mezcle bien.
 Pruebo el punto de sal y añado el jamón serrano, y listo para servir.
 Nota:
La receta tal cual no lleva jamón, ya que  en esos duros tiempos era artículo de lujo, yo  lo he puesto para enriquecer y dar un sabor más potente a la sopa, los tiempo cambian y si podemos enriquecer  un guiso,  creo que no hay que desaprovechar.
Agua o caldo, pasa lo mismo,  la receta original es con agua, pero todos sabemos que un buen caldo de  verdura o  carne enriquece un guiso.  
La aportación de la guindilla, es que en casa nos gusta las comidas con el toque picante de la guindilla.