viernes, 12 de enero de 2018

Migas malagueñas


Las migas es uno de los platos más tradicionales del invierno malagueño sobre todo del interior de la provincia  y de la cocina de reciclaje,  su base son tres ingredientes sencillos y humilde, sobras de pan que durante la semana se guardaba en una talega de tela, aceite de oliva virgen extra que era lo que  existía en todas las casas, ya que el aceite de girasol irrumpió  en las cocinas allá por los años 50 y ajo, y con esos tres ingredientes se creó este humilde plato, luego los acompañamientos  dependen de la zona y de la despensa de las casas.
El éxito de unas buenas migas radica en un buen pan, ahora cuesta encontrarlo a no ser que conozcas panaderías artesanas, yo no tengo problemas porque hago mi pan, si queréis ver una buenísima receta de pan cateto entrar aquí  y en vez de hacer tres barras, hacéis una única pieza.
Ahora unas pinceladas sobre el AOVE.
Todos sabemos que el aceite de oliva virgen extra se puede recuperar después de una fritura colándolo y guardándolo alejado de la luz para una próxima utilización, dado que aguanta unas cuantas frituras más, si no lo maltratamos llevándolo a temperaturas que sobrepasen los 220º 
hasta ahí todo correcto.
Ahora una recomendación, nunca pero nunca mezcléis aceite reciclado con aceite limpio, porque estropearemos nuestro magnifico AOVE, que tantos beneficios aporta a nuestra salud y que debemos cuidarlo como se merece.
 
Ingredientes:
Para dos personas
1/2 kilo de pan  asentado a ser posible que sea pan cateto o artesanal
8 dientes de ajo
4 pimientos verde
2 huevos
1 chorizo
1 trozo de morcilla
50 grs. de tocino
150 grs. de lomo de  cerdo
6 cucharas de aceite de oliva virgen extra variedad hojiblanca
sal

Modo de hacerlo:
Primero hay que cortar el pan en trocitos pequeños, a mi me gusta pellizcarlo a mano porque me gustan que el pan quede en trozos irregulares, pero si os gusta triturarlo con una batidora, eso ya es a elección de cada uno.
Cuando tengo el pan troceado lo humedezco con agua, para eso me pongo en la palma de la mano agua que dejo caer sobre el pan  y así voy controlado la humedad que quiero para el pan, cuando he terminado le pongo un diente de ajo pelado y lo tapo con papel film, y lo reservo.
A los pimientos les hago un corte y le pongo un poco de sal dentro, troceo la carne y el tocino, la morcilla y los chorizos, los ajos con la piel los machaco con el cuchillo.
En una sartén pongo el aceite y sofrío el tocino y los ajos, cuando está doradito añado el chorizo
Y la carne cortada a daditos pequeños, lo dejo unos minutos hasta que la carne esté doradita, y añado el pan, y ahora toca dar vueltas con una cuchara hasta que el pan esté doradito, el punto de dorado a gusto, en casa gusta que esté bastante morenito.
Ya solo queda freír los pimientos y los huevos, y emplatar, a mí me gusta acompañarlo con gajos de naranja, aceituna, pepino y con un buen vino  malagueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario