lunes, 26 de marzo de 2018

Potaje de chícharos con bacalao "judias carilla"

Este potaje de chícharos, como le llamamos en Málaga a las judías carilla, era  un clásico de la cocina de cuaresma en mi infancia.
Siempre que lo hago me viene a la memoria aquellos días larrrrgos de Semana Santa, donde en la radio solo se escuchaba música religiosa, el olor a guisos de bacalao que entonces odiaba,  y a mi madre decir, hijas más  silencio que el señor está muerto, y nosotras nerviosa decirle, mamá es que ya se escuchan los tambores, y salir corriendo por el puente de Santo Domingo para ponernos en primera fila para ver pasar los tronos y pedir cera a los nazarenos, añoranza y viejos recuerdos de una infancia feliz.
La judía es considerada de los alimentos más sanos y saludables, por su alto contenido en hierro es  recomendado en casos de anemia.
Las alubias son ricas en fibra soluble e insoluble, ayuda a reducir el colesterol malo y a combatir el estreñimiento, y nos da la sensación de saciedad.

 Ingredientes:
250 gr. de judías carilla o chícharos secos.
500 gr. de bacalao seco
1 patata grande
1 tomate rojo
1 pimiento
2 dientes de ajo
1/2 cebolla
1 ñora
2 cucharas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de pimentón ahumado
majaillo
2 ramitas de perejil
1 diente de ajo
10 hebras de azafrán
1 cucharadita de sal



Modo de hacerlo: 
 Primero hay que remojar las judías la noche antes, o como yo hago que siempre las tengo remojadas en el congelador.
En una olla pongo las judías y le añado el aceite y el pimentón y lo mezclo todo bien para que quede bien impregnado en las judías, eso ayuda que la piel se ablande pero no se rompa.
 Añado agua hasta cubrirla y meto el pimiento, la cebolla, el tomate, la ñora y los ajos, lo pongo a  fuego fuerte durante 10 minutos, luego lo bajo a fuego medio hasta que las judías estén tiernas, y es el momento de incorporar el bacalao.
Y las patatas, retiro el tomate, la cebolla, el pimiento y los ajos, lo trituro y lo incorporo a la olla, y la dejo cocer 10 minutos más para que las patatas estén tiernas.
Un minuto antes de retirar la olla del fuego, le añado el majaillo.
Y listo para llevar a la mesa y disfrutar.