lunes, 20 de mayo de 2019

Lomo de los pobres "papas colorás"


Esta receta pertenece al libro Málaga Cocina Emoción de Samuel Perea.
En este  libro se recorre los 103 pueblos de la provincia de Málaga, rescatando viejas recetas y maneras de cocinarla de las abuelas de cada pueblo.
Ana Rodríguez García nació en Benalauría cuando estalló la guerra civil, vive en la misma casa donde nació y espera morir.
Pertenecía a una gran familia, aunque ella era hija única, pero siempre estuvo rodeada de primos, primas, y tuvo una infancia inolvidable.
La receta que nos regala es un homenaje a su marido Guillermo, Ana cuenta que cuando estaba guisando las papas salía un aroma de la casa que los vecinos le preguntaban si estaba guisando lomo en manteca, y su marido Guillermo les contestaba "Si el lomo de los pobres"
Antiguamente se comían con pan, pero están riquísimas con un par de huevos fritos.
El libro Málaga cocina Emoción, es un legado de 103 mujeres que nacieron en tiempos de mucha penuria económica y que nos regalan historias y  recetas que marcaron sus vidas.

Ingredientes:
para 2 personas
1/2 kg. de papas
2 dientes de ajo
1 pimient colorado seco
Aceite de oliva virgen extra, variedad hojiblanca
1/2 cucharadita de pimentón dulce
1/4 cucharadita de comino molido
1 puñadito de orégano
1/4 cucharadita de pepitas de pimiento tostado
1 cebolla pequeña
1 cuchara de vinagre de vino
1 cuchara de sal
agua
 


Modo de hacerlo:
Primero le quito las pepitas al pimiento y reservo parte de la semilla, sumerjo el pimiento en agua tibia para hidratarlo, cuando esté hidrato con una cucharita raspamos la carne.
Pongo en el mortero  el diente de ajo tostado en la sartén, las pepitas el pimiento tostao, el pimentón, y el comino, y la carne del pimiento colorao que ya hemos hidratado, y lo majo todo hasta conseguir una pasta, añado el vinagre y un par de cucharas de agua, y aligero el majao.
 
 Pelo y corto las papas en rodajas de 1/2 cm. aprox., corto la cebolla en rodajas finas y pico el diente de ajo.
En una sartén con el aceite de oliva caliente, frío las papas con la cebolla y el ajo.
Cuando está fritas, las saco y la pongo en una cacerola.
Cuando las patatas ya están en la cacerola, añado un poco de su mismo aceite, echo el majao y el orégano, movemos bien la cacerola para que se impregnen bien las papas y lo dejo un par de minutos a fuego bajo para que los sabores se impregnen bien en las papas, con cuidado que no se peguen al fondo de la cacerola y que no se rompan.
Y como siempre digo, solo queda llevarla a la mesa y disfrutar.
nueva receta

No hay comentarios:

Publicar un comentario