Gazpachuelo con rosada y almejas Video receta

 El gazpachuelo malagueño es uno de los grandes logros del saber culinario.

De sopa humilde pasó a ser una sopa elegante que no falta en los mejores restaurantes. 

Un huevo, aceite de oliva, pan duro, agua, sal y limón son los ingredientes principales de esta deliciosa sopa, a la que se le ha ido incorporando patata, arroz, pescado, hasta llegar a  la ya refinada sopa viña AB, que no es más que un gazpachuelo con pescado y un buen chorreón de este delicioso vino. 

El gazpachuelo es una sopa saciante y nutritiva 


 La importancia de un buen aceite de oliva virgen extra y elegir la variedad adecuada,  es un tema muy a tener en cuenta para el éxito de esta receta.

Desde hace  años,  se ha puesto de moda mezclar aceite de oliva con aceite de girasol," la excusa",  es que el aceite de oliva virgen extra es muy fuerte de sabor, y sí  puede ser fuerte si no se sabe elegir la variedad de aceituna adecuada.

Pero aquí actúa la madre naturaleza, que  nos da variedades de aceitunas para todos los gustos, sin necesidad de adulterar un buenísimo producto como es el aceite de oliva virgen extra, con un aceite de semilla como el de girasol o cualquier otro aceite que no sea de oliva.

Además la  mezcla de aceites no es tan inofensiva como creemos, ya que no todos los aceites soportan la misma temperatura y se deterioran a la misma velocidad.

La variedad que yo he elegido es la Vedial de Vélez, una aceituna de sabor ligeramente dulzón  y ligero amargor y picor.

Y no solo nos vamos a quedar con la verdial, también le va muy bien la  Arbequina,  Ocal, Nevadillo, Picuda, Royal, Empeltre, Manzanilla, todas estas aceitunas son de sabor dulzón con ligero picor y amargor.

Ya no tenemos excusas para  elegir un buen aceite de oliva virgen extra, ganamos en salud y en sabor,  y además protegemos nuestra agricultura que forma parte de nuestro patrimonio y nuestra cultura. 

Ingredientes:

para dos personas

300 g de patata  

250 g de rosada

150 g de almejas 

1 diente de ajo

1 cucharadita de sal

650 g de agua

para la mahonesa

1 huevo

125 g de aceite de oliva virgen extra variedad verdial

1 cuchara de zumo de limón

1/2 cucharadita de sal

Modo de hacerlo:

En la cacerola con agua echo las patatas y las pomgo a hervir hasta que estén tierna 

Mientras troceo el filete de rosada que ya viene limpio de piel y espinas.

Las almejas las he tenido 15 minutos en gua con sal por si traen arena que  la  suelten


 Retiro medio vaso del agua de la cocción de la patata, y añado el pescado y las almejas, y lo dejo hasta que las almejas se abran

Los ingredientes de la mahonesa.

El aceite lo he puesto en un biberón porque es más fácil ir dosificando en aceite y además pesa menos que lo botella.

A mi me gusta hacer la mahonesa a mano y reservar la clara para echarla al caldo, pero si os viene mejor hacerla con la batidora, eso ya como mejor os venga.

Cuando la mahonesa está hecha, le añado el vaso de caldo que había sacado de las patatas, y la vuelco en la cacerola, que debe estar caliente pero no hirviendo, que la mahonesa se nos puede cortar y estropear el gazpachuelo. 

Y como siempre os digo, solo queda llevarlo a la mesa y disfrutar.

Si quieres ver más variedad de esta deliciosa sopa, pincha en los enlaces.

Gazpachuelo con arroz

  Gazpachuelo con merluza y gambas

Gazpachuelo con pesto y cigalitas


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ensalada cateta

Sardinas a la moruna

Adobo de pintarroja